lunes, 13 de febrero de 2012

¿Por qué nos empeñamos en compararnos con los alemanes?

Este post viene a colación después de ver en el Telediario de la 1 una noticia a raíz de la reforma laboral recientemente aprobada por "Decretazo Ley" de este gobierno que por activa y por pasiva antes de las elecciones aseveró que no estaba a favor de abaratar el despido. En dicha noticia salía un economista diciendo que en Alemania ya se habían puesto en práctica algunas de estas medidas y que habían dado como resultado un índice de paro inferior al 7%, como si por sí mismas fueran a reducir el paro en España. Es absurdo compararnos con Alemania en estos asuntos y en una infinidad de otros más. En Alemania sí puede tener sentido por ejemplo los "Mini Jobs", allí sí, porque allí se cumple escrupulosamente con la legislación laboral y cuando se te contrata por 4 horas,  se te paga por esas 4 horas, y se cumple a raja tabla las condiciones por las que se te ha contratado. Pero en España es otro cantar, aquí se te contrata como un Mini Jobs y terminas cobrando por 4 horas y trabajando por 12, y todos tan contentos, el empresario por ahorrarse contratar a dos personas y el trabajador....ese mejor que esté contento, porque si no, a la put... calle y sin paro.

Es absurdo compararnos con los alemanes, que en esto de ser serios y estrictos nos llevan años luz de ventaja, y aprovecho la ocasión al respecto para contaros una anécdota que ejemplifica a la perfección las diferencias que nos separan de los alemanes.

Me contaba un gran amigo mio, como cuando estuvo de Erasmus en Alemania, existía en la Universidad al lado de la fotocopiadora una especie de hucha donde tenías que introducir por cada fotocopia que hicieses 5 céntimos. Y los españoles no es que no echaran los 5 céntimos acordados, es que robaban la hucha cada dos por tres. O de cuando en otra Universidad en Alemania, después de la charla de bienvenida a los Erasmus, se llamaba a los Erasmus españoles y se les daba otra charla en la que se les avisaba de que no robaran ni cometieran actos deshonrosos.

Pues lo dicho, mis queridos lectores, soy español y no me cambio por nada en el Mundo, pero reconozco lo lejos que estamos de ciertas buenas costumbres de países bien cercanos.

Spain is differrent.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar el post aquí