jueves, 19 de enero de 2012

La hora de que el pueblo se levante

Leo todos los días en la prensa como políticos son juzgados por casos de corrupción y por haber desfalcado dinero de las  arcas públicas, esas que se llenan del dinero que recaudan las administraciones en impuestos a personas como tú y como yo, y como son puestos en libertad al día siguiente de dictarse sentencia. Les veo reir y leer libros en los juicios como si con ellos no fuera la película, como si se supieran intocables y más allá del bien y del mal de la justicia que, tristemente para el resto de plebeyos, no es igual para todos.

Veo todos los días como los bancos aumentan sus beneficios año tras año, como se les insufla dinero público para "rescatarles" y al día siguiente se prejubilan sus directivos con millones de euros. Y no pasa nada.

Me indigno a diario al comprobar como los culpables de la crisis (Agencias de Calificación, Entidades Bancarias, Aseguradoras, Agencias Reguladoras, Políticos corruptos, etc) campan a sus anchas y con sus cuentas bancarias cada día con más ceros y como sus directivos, culpables a todas luces de la situación en que nos encontramos, son nombrados Presidente de la Reserva Federal de EE.UU, Primeros Ministros en Italia o Grecia, Ministro de Economía en España, etc, etc. Y no pasa nada.

Pues yo os digo:

Ya va siendo hora de que sientan miedo, de que inclinen sus cabezas ante la presencia del pueblo al que se deben y al que han fallado. Ya va siendo hora de salir a las calles y hacernos oir y sentir, no solo con sentadas pacíficas en la plaza de alguna ciudad. Eso no les asusta, se ríen de esa multitud llamada 15-M sentados en sus poltronas mientras amasan ingentes e indecentes cantidades de dinero. Es necesario que el pueblo se levante cual Revolución Francesa y saquemos del sótano del suelo que habitamos las "gillotinas de la injusticia" que les haga temblar de miedo.

Fdo: Un ciudadano tocado y hundido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar el post aquí